(El Mercurio) En marzo el Ministerio de Energía esperar iniciar la tramitación de la denominada Ley larga, una iniciativa con la que el Gobierno espera modernizar la regulación de la distribución de electricidad. Uno de temas que asoman como más complejos en este debate es la incorporación de la figura del comercializador de energía como un cuarto actor del sistema eléctrico que convivirá con generadoras, transmisoras y distribuidoras.

Con la intención de participar y aportar antecedentes en esta discusión, siete empresas que en la actualidad y que por normativa venden energía a clientes libres -aquellos que tienen consumos mensuales sobre 500 kWh y puede negociar directo con generadoras- se agruparon en un gremio, cuya conformación comenzó a inicios del año pasado.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]