(Emol) El alcalde de Los Ángeles (EE.UU), Eric Garcetti, busca aprovechar la popularidad de las aplicaciones de transporte como Uber para luchar contra el cambio climático en una de las ciudades más contaminadas del gigante del norte.

La autoridad está analizando el escenario de exigir que todos los vehículos de los servicios de transporte en ese sector sean eléctricos, según reconoció al medio Financial Times.

“Estamos estudiando atentamente que cualquiera de esos vehículos en el futuro sea eléctrico”, dijo al mencionado diario.

[VEA TAMBIÉN: La ruta de la Electromovilidad: van declarados 143 cargadores de vehículos eléctricos en todo el país]

Esta idea del alcalde se enmarca en el “nuevo acuerdo verde” que adoptó la ciudad hace unos meses y que establece que el 80% de todas las ventas de vehículos sean eléctricos para el 2028, mientras que para el 2050 se estima que ese porcentaje llegue al 100%.

“Los actores locales, sin importar quién esté en el poder, son fundamentales para determinar si ganamos o no la lucha contra el cambio climático”, añadió Eric Garcetti, según el Financial Times.