(El Mercurio) A pocos días de que finalice el 2019, el principal índice accionario local, el IPSA, baja 8,55%. Con ello, el IPSA acumulará dos años con retrocesos, luego de caer 8,25% en 2018. Sin embargo, para 2020 los analistas están optimistas y prevén que la tendencia bajista de los últimos años se detendrá.

A pesar de que estiman que finalizará el próximo período en torno a los 5.300 puntos, los expertos señalan que todavía ven riesgos dado un menor crecimiento económico y una alta incertidumbre frente a las reformas que vienen. Pero comentan que el ámbito internacional, en un escenario en que el conflicto comercial entre Estados Unidos y China se termina, podría contrarrestar los riesgos locales.

Según el jefe de renta variable institucional de Tanner Investments, Pablo Solís, el desempeño del IPSA en 2020, “tendrá que ver con la resolución que tendrán distintas reformas: pensiones, tributaria, laboral. Teniendo claridad al respecto, podrán tomarse nuevas decisiones, y quizás nuestro precio objetivo (de 5.250 puntos) sea modificado”.

Una opinión similar tiene el gerente de Estudios de Renta4, Guillermo Araya: “Esperamos que con el avance en el proceso constituyente y en materia de previsión social vamos a tener un año con una cuota de incertidumbre relativamente alta. Lo anterior, contrarrestado por un mejor escenario externo luego de un mayor acercamiento comercial entre EE.UU. y China”.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]