Engie Energía Chile informó que en los estados financieros de este año deberá realizar un ajuste contable negativo por el menor valor de activos de aproximadamente US$70 millones, debido al retiro de las unidades generadoras 1 y 2 a carbón de la Central Térmica Mejillones, que se retirarán del sistema eléctrico nacional durante 2024.

Así lo indicó el gerente general de la compañía, Axel Levêque, mediante un hecho esencial enviado a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), lo cual se inserta en el marco del anuncio realizado en la COP25 para acelerar el cronograma de descarbonización, donde Engie Energía Chile retirará dos unidades por un total superior de 330 MW de capacidad instalada.

«El Directorio de la sociedad ha tomado conocimiento que, con motivo de la próxima comunicación a la Comisión Nacional de Energía y a las demás autoridades pertinentes, de la desconexión y retiro de las  unidades carboneras N°1 (por 161,77 MW de potencia bruta) y N°2 (por 171,99 MW de potencia) situadas en la Central Mejillones, durante el año 2024, EECL deberá efectuar en los estados financieros del ejercicio 2019 un ajuste contable negativo por menor valor de activos (asset impairment) ascendente a aproximadamente US$70.000.000 (neto de impuestos», indicó la empresa a la autoridad.