En línea con el plan de descarbonización que impulsa en Chile, Engie suscribió una carta de intención (“Letter of Intent”) con BID Invest, miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para estructurar un préstamo a largo plazo por hasta US$125 millones.

El objetivo del crédito es financiar las inversiones en plantas de generación a base de energías renovables, lo cual también forma parte del programa de descarbonización de la comapñía, que el lunes en el marco de la COP anunció  la salida de 800 MW de unidades de carbón para el año 2024.

“De esta manera, con el nuevo anuncio la compañía comunicó el cierre de las unidades CTM1 y CTM2 de Mejillones (334 MW), previsto para 2024. Esto se suma a los compromisos ya adquiridos por la empresa en los últimos dos años y que consideran el cierre de otras cuatro unidades a carbón ubicadas en Tocopilla”, indicó la generadora mediante un comunicado.

[VEA TAMBIÉN: Descarbonización: transmisión en zona de Quintero «debe revisarse a la brevedad»]

Junto con el cierre de centrales, recientemente Engie anunció un plan de desarrollo renovable en Chile, que considera la construcción de alrededor de 1.000 MW entre proyectos eólicos y solares en los próximos años, con una inversión aproximada de US$1.000.

En la actualidad ya están en construcción los dos primeros proyectos (Parque Solar Capricornio y Parque Eólico Calama) mientras que un tercero (Parque Solar Tamaya) comenzará a construirse en el primer trimestre de 2020, totalizando así los primeros 370 MW del plan.