En España se selló la operación a través de la cual Copec adquirió un 13,5% de la propiedad de Ampere Energy, fabricante y comercializadora de sistemas de almacenamiento energético de segunda generación, con lo cual la empresa nacional pasa a formar parte del Consejo de Administración de la empresa española, integrado por un equipo de inversores y profesionales con una destacada trayectoria en el sector energético.

En una primera fase, el acuerdo entre Copec y Ampere Energy contempla el inicio de actividades en Chile y Colombia, para posteriormente extender la operación a otros países.

“En su definición como una empresa de movilidad, Copec busca aportar a la descarbonización de la matriz energética chilena y de los países que la acogen, capturando al mismo tiempo las oportunidades que se abren con las grandes tendencias en el horizonte global, como son la descentralización y la digitalización”, señaló Lorenzo Gazmuri, vicepresidente ejecutivo de Copec.

Por su lado, Leonardo Ljubetic, gerente corporativo de Desarrollo y Gestión de Copec, destacó la operación realizada, afirmando que  Ampere es una empresa “que está abriéndole paso a la generación distribuida y al almacenamiento residencial, que es el modelo energético del futuro. Este nuevo paradigma energético responde de forma efectiva a las demandas ambientales y económicas del mundo de hoy”.

[VEA TAMBIÉN: Copec internacionaliza su apuesta hacia la electromovilidad]

Ampere

Según Vicente López-Ibor Mayor, presidente de Ampere Energy, la alianza con Copec “supone un importante reconocimiento tanto de la trayectoria de Ampere Energy, como del potencial de sus productos y servicios, e implica un gran refuerzo en la estrategia de internacionalización en la que se encuentra inmersa”.

Ampere Energy se dedica a la producción y comercialización de baterías eléctricas de segunda generación, contando con sistemas integrados de almacenamiento que permiten una gestión inteligente de la energía.

La empresa desarrolla soluciones basadas en un software dotado de inteligencia artificial que, a través de algoritmos de aprendizaje automático y herramientas de análisis Big Data, examina la previsión meteorológica, el precio de la energía y el perfil del usuario para alcanzar el máximo ahorro e independencia energética y garantizar el confort.