Los costos, la legislación y la información a la sociedad son los tres puntos que faltan para comenzar a implementar un mercado del hidrógeno en el país, según indicó Alonso Céspedes, especialista del Colegio de Ingenieros durante el seminario organizado por la asociación gremial, donde se analizó “el significado del hidrógeno verde en Chile”.

El profesional indicó que mercado del hidrógeno a nivel mundial comprende actualmente 64 millones de toneladas al año, concentrada dentro de las industrias del amoniaco y de la refinería, además de nuevos usos en el transporte, por lo que planteó las posibilidades que se abren para la producción de este elemento a partir de energías renovables.

A su juicio, es necesario “aprovechar las sinergias entre distintos sectores de generación de energía”, para avanzar en este tema”.

Céspedes dijo que en el contexto de la actual transición energética el hidrógeno “no llegó para competir, sino que para acelerar este proceso”.

[VEA TAMBIÉN: Desarrollan camión cero emisiones con celda de combustible de hidrógeno]

GIZ

Posteriormente expuso Rodrigo Vásquez, asesor senior del Programa 4e de GIZ Chile, quien señaló que el hidrógeno es un complemento para distintas aplicaciones de combustibles en el sector de transportes, además de la industria del amoniaco y la refinería de metales.

El especialista planteó que “la economía del hidrógeno se basa en tener una base, que puede ser de energías renovables, para crear combustibles”.

Vásquez agregó que en la producción del hidrógeno verde tiene un alto potencial para ser exportado, a partir de la energía solar, a través de la electrolisis.