(El Mercurio de Antofagasta) Un ataque de parte de una turba compuesta por alrededor de un centenar de personas se registró la noche del jueves en el recinto de la Central Termoeléctrica de Tocopilla.

La información fue confirmada por la empresa Engie, quien a través de un comunicado de prensa informó que las personas ingresaron al recinto después de romper el muro perimetral.

Dentro del lugar -según la empresa- los sujetos realizaron una serie de desmanes y saqueos, incluyendo focos de incendios que fueron extinguidos luego de algunas horas, afectando principalmente instalaciones interiores y dos vehículos aparcados en los estacionamientos.

[VEA TAMBIÉN: Engie y Anglo American impulsarán primer camión minero con hidrógeno]

Según lo comunicado por Engie, se veló “por la seguridad de los aproximadamente ochenta trabajadores (entre personal propio y contratistas) que se encontraban realizando turnos, resguardándolos en lugares seguros dentro de la operación. Luego de algunas horas pudieron ser evacuados, sin tener que lamentar lesiones personales”.

Carabineros, personal de la Armada y de PDI acudieron al lugar para contener a la turba.

No se afectó infraestructura crítica ni el suministro eléctrico. La empresa condenó los hechos, ya que “atentan contra la seguridad de sus equipos humanos, todos vecinos de Tocopilla, y significan un serio riesgo para toda la comunidad, dada la criticidad de los combustibles que se utilizan en el proceso de generación eléctrica. En más de cien años de historia en esta zona, se trata de la primera vez en que hemos visto afectada la seguridad de nuestras personas e instalaciones por ataques concertados por terceros, con la única intención de destruir la fuente de trabajo de vecinos y vecinas”, dice el comunicado.