Lipigas registró en Ebitda de $26.307 millones en el mercado chileno, al tercer trimestre de este año, con un aumento del 15,3% respecto al mismo periodo de 2018, según informó la empresa a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

“Los ingresos de la operación en Chile alcanzaron los $98.638 millones, un 13,1% menor al tercer trimestre de 2018, explicado principalmente por la baja en los precios de materia prima. El volumen de GLP disminuye en un 0,8% con un aumento en el volumen de envasado y un menor consumo de ciertos clientes industriales. El volumen de ventas en toneladas equivalentes de GLP disminuye levemente en 0,6%, con un incremento en el volumen de clientes de redes de gas natural en un 16,7% dada las conexiones de nuevos clientes y un mayor volumen de GNL de 0,6%”, indicó la compañía.

El margen bruto es de $53.334 millones, mayor en 13,3% respecto al tercer trimestre de 2018 y se genera principalmente por los mayores márgenes unitarios, que se ven compensados por un efecto negativo sobre los inventarios del tercer trimestre, que comparativamente al mismo periodo del año anterior produce una variación negativa de $1.389 millones.

[VEA TAMBIÉN: Lipigas mejora resultados en los tres países en que opera y proyecta el 2019]

En términos de volumen de envasado, se registra un aumento en la proporción en la venta directa a clientes finales como porcentaje de la venta total. Esto impacta en el aumento de los márgenes unitarios. Adicionalmente, los menores consumo de clientes industriales se produjeron en clientes de grandes volúmenes, que tienen márgenes más reducidos.

“El gasto operacional en Chile aumenta en $2.787 millones (11,5%) principalmente por mayores gastos en remuneraciones y fletes, gastos que se relacionan en gran parte con la implementación de la estrategia de integración de la cadena de distribución hacia el cliente final. Adicionalmente, se producen aumentos de gastos en conversiones de redes de gas natural ($301 millones) y reinspección de tanques”, señaló la empresa a la CMF.

Gerencia

El gerente general de Lipigas, Ángel Mafucci, destacó los resultados, precisando que “si bien en el caso específico de Chile el volumen de ventas de gas licuado decreció levemente en algunos clientes industriales de alto volumen, debido a un menor consumo, esto fue compensado por el incremento de ventas de gas envasado y la mayor proporción de venta directa a clientes finales”.

“Nuestra compañía seguirá comprometida a apoyar a clientes comerciales e  industriales que buscan ser carbono neutrales y a contribuir al medioambiente y a la salud de las personas con una energía eficiente que se caracteriza por una combustión limpia. Al mismo tiempo, estamos participando en el mercado de la comercialización eléctrica con soluciones personalizadas para clientes industriales y comerciales, que, además, permiten optimizar los costos de energía”, planteó el ejecutivo.