Cummins Chile, presentó, en el marco de la Feria de Vehículos Comerciales de América del Norte edición 2019, su más reciente innovación, un camión de servicio pesado propulsado con celdas de combustible de hidrógeno y batería de energía eléctrica.

“Desarrollar este innovador vehículo representa un importante paso en la obtención de información para seguir desarrollando las soluciones correctas para el mercado y prepararnos para los próximos años. Algunas compañías hablan del futuro, en Cummins estamos ocupados construyendo para el futuro” dijo Thad Ewald, Vicepresidente de Estrategia Corporativa en Cummins y líder de la unidad de negocio Electrificación.

Diseñado e integrado en su totalidad por la firma, en sus instalaciones de Columbus, Indiana, el camión cero emisiones clase 8 cuenta con una cabina de 6×4 e incluye una celda de combustible de membrana de intercambio de protones (PEM, por sus siglas en inglés) con una potencia de 90 Kilovatios (kW), escalable en incrementos de 30 kW o 45 kW hasta alcanzar los 180 kW, de Hydrogenics empresa recientemente adquirida por la compañía.

Con una capacidad de batería de iones de litio de 100 Kilovatios hora (kWh), el camión es un demostrador de tecnología adecuado para aplicaciones que incluyen transporte regional, operaciones de entrega urbana, arrastre de puertos y manejo de contenedores en terminales.

[VEA TAMBIÉN: Las tres oportunidades que plantea el nuevo régimen de Servicios Complementarios] 

“A largo plazo, nuestros clientes probablemente necesiten más de un tipo de energía dependiendo del mercado donde participen, aplicaciones y casos de uso específicos. Estamos en una posición única para ayudar a nuestros clientes a seleccionar la solución correcta para sus necesidades. Nuestra profunda experiencia tecnológica, así como nuestra red global de servicio y soporte nos permite ayudar a nuestros clientes a pasar de una tecnología a otra en el momento más adecuado para su negocio” dijo Ewald.

El vehículo clase 8 tiene un rango que varía de 241 a 402 kilómetros entre el llenado, sin embargo, ese rango puede extenderse con tanques de hidrógenos adicionales, aumentando la presión de almacenamiento del tanque o instalando celdas de combustible adicionales para optimizar la gestión del factor de carga del vehículo.

La empresa ha hecho varios anuncios recientes en esta materia como la adquisición de Hydrogenics, un memorando de entendimiento con Hyundai Motor Company para colaborar en la tecnología de celdas de combustible de hidrógeno en los mercados comerciales en Norteamérica y una inversión en Loop Energy, un proveedor de extensor de rango eléctrico, una excelente noticia que podría abrir la posibilidad de este tipo de vehículos en el mercado chileno en el futuro.