La interconexión eléctrica entre Chile y Perú es viable técnica y económicamente a través de una línea de transmisión de 220 kV y con 200 MW de capacidad entre las subestaciones Los Héroes, en Tacna, y Parinatoca, ubicada en Arica, la cual tendría una extensión de 53 kilómetros, además de una inversión de US$57 millones.

Así lo indica el estudio de interconexión entre ambos países, donde se analizan los beneficios técnicos y económicos, lo cual fue destacado por el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, durante la presentación de los principales contenidos del documento, que fue financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), además de ser realizado por la consultora AF-Mercados EMI.

Estudio

La autoridad dijo que actualmente ambas partes avanzan con el marco regulatorio que debería tener una futura interconexión, agregando que también se trabaja “en cuál será el modelo de negocios que vamos a usar para desarrollar las distintas empresas, para ver si van a ser una en cada país o una empresa binacional, por lo que en esa definición es muy importante el diálogo con los privados”.

Según el estudio, dado que los sistemas eléctricos de Perú y Chile tienen diferentes frecuencia eléctricas, de 60 Hz y 50 Hz, respectivamente, “es necesario conectar ambos países mediante equipos de corriente continua”.

[VEA TAMBIÉN: Integración energética regional: luces y sombras]

En el documento se plantea que una eventual interconexión también permitiría avanzar hacia un mercado regional de la energía, además de traer otros beneficios como mejorar la calidad de servicio de los sistemas eléctricos  en cuanto a su operación aislada, junto con aportar flexibilidad y facilitar funciones de apoyo entre ambos países en caso de emergencias.

También se indica que la línea de transmisión tendría una utilización con valores cecanos a un 85% de uso bidireccional.

“El intercambio permitiría a Chile exportar energía eléctrica a Perú en horas de alta generación renovable, principalmente a partir del recurso solar, mientras que Perú exportaría energía a Chile en horas de demanda neta punta”, se informa en el estudio.

El estudio recomienda que, en caso de materializar una interconexión de este tipo, la operación debiera realizarse a través de un mercado de excedentes.