(El Mercurio) El mecanismo de estabilización de precios de la energía ya está en vigencia. La fórmula congela la componente de energía (generación eléctrica) que explica el 70% de las cuentas de la luz. El otro 20% corresponde a la tarifa de distribución, que se busca reducir bajando la tasa de rentabilidad de las concesionarias, con un proyecto que sigue en el Congreso.

Respecto del 10% restante, que corresponde al cargo por transmisión, el Gobierno también estaría buscando opciones de contención, que se conocerían pronto ya que según comentan fuentes del Ministerio de Energía, aprovecharían la fijación tarifaria que está en curso y concluiría durante el próximo año para incorporar algún tipo de fórmula de control.

En primera instancia, el sistema permitió anular el alza correspondiente al segundo semestre de este año, que se concretó a fines de octubre. Si bien en promedio este reajusta alcanzaba el 9,2%, al mirar el detalle por comuna, se observan impactos dispares.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]