La empresa Gasco, a través de un hecho esencial enviado a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), informó que vendrá el 63,7% de su propiedad accionaria que tiene en el terminal de Gasmar, luego de que la Corte Suprema ratificara la resolución realizada por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia para que se desprendiera de sus participación.

La información, firmada por el gerente general de Gasco, Julio Bertrand, señala: “De este modo, como resultado de la consulta efectuada por Conadecus al Tribunal de la Libre Competencia y en el marco de un procedimiento no contencioso, dicho tribunal ordenó la medida de desinversión de ambos accionistas de Gasmar (Empresas Gasco y Abastible) como una forma de prevenir potenciales riesgos a la libre competencia, reconociendo en todo caso que ninguno de ellos se había verificado a la fecha”.

La orden de venta de las acciones deberá realizarse “dentro del plazo de 18 meses contados desde que la sentencia se encuentre firme y ejecutoriada”.