(El Mercurio) Los proyectos de generación renovables siguen apuntalando la inversión del sector energético. Así quedó demostrado en el catastro de la Corporación de Bienes de Capital (CBC) al cierre del segundo trimestre, último disponible, en el que revela un repunte de la inversión estimada para el sector en el quinquenio 2019-2023.

El stock de inversiones para el periodo indicado suma US$9.107 millones, cifra que a, su vez, es 12, 5% superior a la estimada al cierre de marzo. Según se explica, esta variación se produce, en gran medida, por la incorporación de 31 proyectos nuevos o que definieron su cronograma en el periodo, que sumaron US$1.43 MM al quinquenio.

De esta manera, se estima que la cartera de proyectos de generación establecidos para el periodo aportarían al Sistema Eléctrico Nacional unos 5.960 MW entre 2019 y 2023, lo cual es 7,3% mayor a lo previsto al cierre de marzo. Dentro de este grupo, prevalece el aporte de las ERNC a la matriz eléctrica del país y corresponden al 60% de la capacidad total de la cartera sectorial de generación.

Los tipos de proyectos que agregarían mayor capacidad instalada son los parques eólicos (39%), centrales hidroeléctricas de pasada (16%), plantas fotovoltaicas (16%), y centrales termoeléctricas de ciclo combinado (11%). 

No obstante, el total de iniciativas del sector se encuentra lejos de otras industrias, ya que representa tan solo el 14% de la inversión privada comprometida para el quinquenio, siendo superada por la minería, que concentra el 33% del stock para el periodo, seguido por Obras Públicas (28%) e inmobiliario (15%).

En el detalle, la inversión en el sector se desglosa en US$ 7.398 millones para proyectos de generación, US$887 millones para obras de transmisión y US$723 millones para el desarrollo de hidrocarburos.

La entrada de nuevas iniciativas en el lapso que finaliza en 2023 también modificó las estimaciones para la curva de empleo sectorial, la que se expandió 8%, respecto de la estimación anterior. El incremento se verifica principalmente en la primera mitad de 2019, y entre 2021 y 2023.

“Para el próximo catastro se anticipa la exclusión del proyecto Central El Campesino, tras el acuerdo al que llegó el mandante con la autoridad, por el cual deberá instalar dos centrales solares de 300 MW cada una entre 2022 y 2023, y que implican una inversión cercana a los US$600 millones. También, se registrará la incorporación de proyectos relevantes, cuya ejecución se vino a confirmar recientemente. Entre ellos destacan el parque solar fotovoltaico Campos del Sur (US$ 320 millones ) y la ampliación del proyecto central geotérmica Cerro Pabellón (US$100 millones) “, se explica en el documento de la CBC.

Inversión actual

La inversión estimada para este año muestra una importante recuperación respecto del último ejercicio y se espera que crezca hasta en 23%, superando los US$3.180 millones, enfocada también en proyectos renovables que son considerados, por la construcción y desarrollo ingenieril de parque eólicos (31%), plantas fotovoltaicas (17,7%), centrales hidroeléctricas de pasada (12,5%), proyectos de transmisión eléctrica (10,8%) y centrales termosolares (7,3%).

Con respecto al estado de las iniciativas que se encuentran en marcha, el 69,8% corresponde a aquellas que se encuentran actualmente en construcción, 4% a los terminados entre enero y junio, y 26, 2% a lo que se aún desarrollan su ingeniería.