Hyundai Motor Company y Cummins firmaron un memorándum de entendimiento para evaluar las oportunidades de desarrollar y comercializar en forma conjunta de motores eléctricos y celdas de combustible de hidrógeno.

Estos nuevos propulsores combinarán la tecnología de celda de combustible de hidrógeno de la empresa surcoreana con la experiencia en motores eléctricos, baterías y tecnologías de control de Cummins. En principio, los productos que se desarrollarían en esta colaboración se destinarán al mercado norteamericano de vehículos industriales, sin embargo, ambas compañías ampliarán sus investigaciones a otras áreas de colaboración también.

“Esta alianza representa una gran oportunidad para que ambas empresas puedan dar nuevo impulso y crear nuevas posibilidades para crecer y expandir el portafolio de productos que podemos ofrecer a nuestros clientes”, afirmó Thad Ewald, Vicepresidente de Estrategias Corporativas de Cummins Inc. “Durante el último año hemos hecho inversiones importantes para acelerar nuestras capacidades de desarrollo de la celda de combustible, incluyendo la adquisición de Hydrogenics, y, por supuesto, esta alianza de colaboración es otro paso más hacia adelante”, sostuvo.

“Con el liderazgo global de Hyundai en sistemas de celda de combustible unido con las tecnologías de motores electrificados de Cummins, esperamos que esta colaboración deje huella en el mercado de vehículos industriales”, subrayó el vicepresidente y jefe del Grupo de Celda de Combustible de Hyundai, Saehoon Kim.

[VEA TAMBIÉN: Electromovilidad: Los tres desafíos que advierte H2Chile para el uso del hidrógeno]

Esta nueva alianza puede extenderse más allá incluso del mercado de vehículos comerciales, pues ambas empresas también evaluarán el desarrollo de generadores de potencia para las celdas de combustible, solución muy atractiva debido a su baja huella de carbono.

Proyecciones

El memorándum de entendimiento llega en un momento en que la demanda por este tipo de tecnología está en alza. El hidrógeno se puede producir a partir de fuentes renovables, el costo de almacenamiento es bajo y se puede utilizar en una amplia gama de aplicaciones de generación de energía tanto industrial como residencial. Además, puede usarse en automóviles particulares y vehículos comerciales que funcionen por medio de celdas de combustible. Los expertos en energía predicen que el hidrógeno se volverá cada vez más importante para poder satisfacer la creciente demanda mundial de energía, mientras que también será un elemento beneficioso para reducir las emisiones de carbón producidas en su generación.

Hyundai Motor es un líder mundial en el desarrollo de tecnología de celdas de combustible de hidrógeno. En el año 2013 abrió la primera fábrica de producción comercial de estos vehículos y en 2015 entregó el primer vehículo energizado por hidrógeno que se ha comercializado en el mundo entero, el modelo Tucson Fuel Cell.

Cummins es un líder mundial en trenes motrices avanzados y en 2018 creó Electrified Power, un nuevo segmento de negocios de electrificación que diseña y fabrica sistemas de trenes motrices completamente eléctricos e híbridos junto con componentes y subsistemas innovadores para poder servir a los mercados comerciales en la medida que van adoptando la electrificación.