El presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, señaló que la decisión que tomó el gobierno de no realizar la reunión de la Conferencia de las Partes (COP25) en el país “no implica que bajemos los brazos en la acción climática, pues todo avance que está haciendo nuestra industria en masivas inversiones de energía renovable y en la electrificación del transporte, que nos permite abordar temas contingentes en el país, son parte de la agenda que debemos abordar localmente”.

El ejecutivo, quien también era el representante del sector energético en el Consejo Asesor Presidencial para este evento, indicó que para el segmento de las empresas generadoras de energía “este es un hecho lamentable, pero comprensible y responsable, porque tenemos que cuidar nuestra casa y focalizar los esfuerzos en hacernos cargo de la Agenda Social y de las demandas que hemos visto reflejadas en los últimos días”.

De todos modos, Seebach planteó que la agenda climática del país no se abandonará, “porque la ciencia nos dicta que debemos como planeta avanzar a la carbono neutralidad a 2050, porque es algo que sí o sí va a ocurrir si queremos evitar los efectos potenciales catastróficos por el cambio climático”.

[VEA TAMBIÉN: Presidente Piñera anuncia que Chile no albergará la APEC ni la COP25]

Y añadió: “Chile sigue siendo un país parte de la Conferencia de las Partes, la que va a ocurrir porque hay negociaciones que hacer”.

A su juicio, en el segmento de la generación, “también tenemos que seguir enfocados en trabajar en las condiciones que han permitido que Chile sea líder en esta agenda, lo que tiene que ver con la apertura a la inversión extranjera, la seguridad jurídica y la competencia en los mercados, que son factores que están detrás de la masiva generación de energía renovable”.

Tarifas eléctricas

Seebach también se refirió al proyecto que creó el mecanismo de estabilización de tarifas eléctricas que este miércoles fue aprobado en el Congreso, convirtiéndose en Ley de la República.

“Este proyecto busca hacerse cargo de uno de los desafíos importantes que estaban en la Agenda Social, por lo que se adelantará, a costo de las empresas generadoras, la baja tarifa, evitando que las familias sufran un incremento transitorio en las cuentas de la luz”, planteó.

Si bien sostuvo que esta nueva regulación tiene un impacto en el segmento de la generación, “especialmente en las pequeñas empresas que se encuentran más expuestas a deuda”, Seebach indicó que el proyecto “fue hecho de manera bien responsable por el Ejecutivo y los parlamentarios, a pesar de la premura con que se tramitó, así que esperamos que en el futuro se adelanten las bajas en las tarifas.