(La Tercera-Pulso) Por más de cinco horas se discutió ayer en la Comisión de Minería y Energía del Senado el proyecto de ley que busca estabilizar las tarifas eléctricas. Tras el debate, la iniciativa fue aprobada en general y particular. Ahora este proyecto pasa a Sala donde será despachado próximamente como ley.

En la instancia, el ministro de Energía mostró apertura para que el proyecto reciba modificaciones, con el objetivo de beneficiar al cliente final. Uno de los puntos más importantes que se zanjaron, es que Energía puso un techo para el costo financiero que deben asumir las empresas generadoras por este cambio. El ministro de la cartera explicó que las cuentas por cobrar serían de US$1.000 millones. Entonces, mientras más suba el tipo de cambio en este período, más grande será la cuenta por cobrar, porque la tarifa está fijada en pesos y el contrato en dólares.

“Lo que proponemos, es que cuando esta cifra llega a US$1.350 millones, habría que volverse a sentar a la mesa y ver cuál es la solución, porque de lo contrario habría que empezar a subir las tarifas para que esta bolsa no se acumule hasta un nivel demasiado grande. Nos parece que tener un techo, es razonable”, sostuvo Jobet.

En relación a que la estabilización de las tarifas sólo sean para los clientes residenciales y pequeñas empresas, como diversos actores han planteado estos días, el ministro lo descartó y, asimismo, algunos senadores también, como Álvaro Elizalde (PS). “Ya está la voluntad de todas las generadoras. Soy partidario de hacerlo con todas”, dijo Jobet.

[VEA TAMBIÉN: Rebaja a la tarifa eléctrica: experto advierte que es una medida paliativa]

Otro punto de la discusión fue que el gobierno planteó fijar esta cuenta en pesos hasta 2020 y luego se reajustan solo con IPC hasta que se salden las cuentas pendientes. Luego, bajan hasta el nivel que debieron tener de no haberse aplicado este mecanismo.

El ejecutivo también propuso que se informe con periodicidad al Congreso, el stock acumulado de las cuentas.

En relación a que serán las empresas las que deben asumir el costo financiero, el titular de la cartera dijo que ellos ingresaron al proyecto de ley, una fórmula para que las generadoras asuman una porción de ese monto y que tiene relación son su porción del total de energía que se vende.

Se posterga licitación

En la sesión, Juan Carlos Jobet también se refirió a la licitación de energía para las distribuidoras, que estaba previsto para octubre. Energía decidió aplazarlo para mayo de 2020, ya que por distintas razones, las compañías que tienen contratos con las distribuidoras están vendiendo menos del 100% del volumen definido en esos contratos, explicó.

“Esa sobre contratación están alrededor de un 35%, es decir de $100 hoy se están entregando alrededor de $65”, complementó.