(El Mercurio) De manera preventiva, Telefónica inició el viernes una plan para que los cientos de trabajadores que cumplen sus funciones en la icónica torre ubicada a costado de la Plaza Baquedano, operen desde sus casas.

La medida fue tomada para aquellas personas que no podían llegar desde sus casas a su trabajo y cuyas funciones se pueden hacer, en su gran mayoría de manera remota. En todo caso, las áreas más sensibles de seguridad digital de la operadora en Chile se encuentra distribuida en distintas partes de la Región Metropolitana.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]