(Radio Biobío) Durante esta jornada se aprobó la construcción del Parque Eólico Calbuco, tras recibir la votación unánime de las autoridades de la región de Los Lagos.

El proyecto recibió el visto bueno de ocho seremis y el intendente Harry Jürgensen, en una Comisión de Evaluación Ambiental, donde se prohibió el ingresó a los vecinos y la prensa.

Debido a su aprobación, los habitantes y comunidades indígenas en contra de la iniciativa manifestaron su molestia contra las autoridades de Gobierno, quienes debieron salir por otro acceso para evitar ser increpados.

El werkén Francisco Vera, comentó que la decisión niega los derechos de la ciudadanía y los derechos indígenas, agregando que el territorio donde se emplazará el proyecto corresponde a tierras indígenas, lo cual habría sido justificado sin antecedentes por la Seremi de Desarrollo Social de la zona, según indicó.

[VEA TAMBIÉN: SEA devuelve a empresa proyecto eólico en Calbuco por falta de información]

“Acabamos de emplazar a la Seremi de Desarrollo Social, quien se negó a recibir a la comunidad en su momento, cuando se le planteó una reunión para demostrarle que las tierras en las cuales se pretende construir el proyecto es tierra indígena, de acuerdo a la actual Ley Indígena”, manifestó Vera.

Carolina Guzmán, vecina del sector, expresó que realizarán nuevas manifestaciones, indicando que no están de acuerdo con la aprobación, expresando que “somos 180 familias, no somos un grupo como lo llamaron ellos”.

Por su parte, el seremi de Medio Ambiente, Klaus Kosiel, dijo que quienes estén en contra de la aprobación, pueden acudir a otras instancias para apelar.

“Todos los componentes ambientales del proceso se cumplieron, el proyecto fue aprobado de manera unánime, ahora la gente que esté en desacuerdo tiene la instancias legales, pueden ingresar un recurso de reclamación”, sostuvo.

Los habitantes enfatizaron que denunciarán la situación al Tribunal Ambiental de Valdivia, para evitar que se construya el Parque Eólico Calbuco, en las inmediaciones de sus hogares.