La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), a través del oficio 19.422, estableció que las empresas concesionarias de servicio público de distribución están imposibilitadas de cobrar la potencia remanente a los clientes que migren al régimen libre.

La medida se produjo en el contexto de una solicitud de interpretación normativa (Carta N°30620 del 14 de noviembre de 2018) presentada por Emoac Energy Consulting Group, cuyo director ejecutivo, Mauricio Olivares, explicó que con el traspaso masivo de clientes regulados a libres, a partir de 2016, “se denotó que algunas empresas de distribución cobraron a estos clientes la potencia remanente, concepto que corresponde a la suma de las mensualidades por la Potencia de Hora Punta, hasta el inicio del próximo periodo de hora punta (octubre a marzo)”.

“Lo anterior, es válido en base a lo indicado en el Decreto 11T/2016 (decreto de tarifas reguladas) en aquellos casos en que los usuarios de la red eléctrica toman la decisión de desconexión o desmantelamiento de su empalme, no así en los casos de cambio de régimen, toda vez que el cliente mantiene su condición en el sistema, pero abastecido por un nuevo suministrador”, sostiene el ejecutivo.

Sin embargo, Olivares dice que algunas distribuidoras “incluían el cobro de potencia remanente como una facturación adicional a los cobros de peaje a los clientes libres por el concepto de uso de su red (peaje de distribución), malentendido el cambio de régimen tarifario, regulado a libre, como el fin de la condición de cliente”.

“De esta manera, una vez ocurrido dicho cobro se generaría una duplicidad de cargos, toda vez que los clientes libres comenzarían a pagar la Potencia de Hora Punta a su nuevo suministrador y el respectivo peaje por el mismo concepto a su concesionaria, sumado a la Potencia Remanente pagada, que ya incluye estos cargos (suministro y peaje)”, agrega.

Ante esta situación, En noviembre de 2018, y luego de no haber llegado a acuerdo con algunas empresas de distribución, la Emoac Energy Consulting Group presentó una solicitud de interpretación normativa a la SEC, respecto de la aplicabilidad del cargo de Potencia Remanente a los clientes que migraron del régimen regulado a libre, la que fue respondida el 9 de septiembre del 2019, imposibilitando a las empresas concesionarias de aplicar dicho cobro.

Consecuencias

Según Olivares, el siguiente paso de este proceso “es identificar a todos aquellos clientes a los que se efectuó dicho cobro, de forma tal que la SEC pueda cuantificar el impacto económico, con la finalidad de resguardar la devolución de todos los cobros indebidos, realizados por parte de las concesionarias. Asimismo, realizar las fiscalizaciones pertinentes a fin de evitar nuevas asignaciones erradas y sobrecostos a los clientes libres”.

“En la misma línea, en caso de que se detecten irregularidades en la asignación de retiros de potencia para efectos del cálculo de transferencias económicas, se tendrían que realizar las respectivas reliquidaciones por parte del Coordinador Eléctrico Nacional”, plantea el ejecutivo.

En su opinión, el dictamen de la SEC viene a “mejorar la competitividad del sector, ya que con esto se derriba una barrera de salida para el desarrollo del mercado libre”.