(La Tercera-Pulso) La reforma al Código de Aguas que se discute desde hace 8 años en el Congreso está lejos de ver la luz. Esta vez, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, solicitó a los senadores de la Comisión de Agricultura un tiempo para conversar nuevas indicaciones sobre la naturaleza jurídica de los derechos de agua, pese a que su antecesor Juan Andrés Fontaine, había ya enviado una batería de indicaciones para cambiar el contenido del proyecto que fue aprobado por la Cámara de Diputados.

Lo cierto es que como la oposición es mayoría en la citada comisión, ha rechazado gran parte de las propuestas del gobierno, y en las siguientes sesiones ya se debería empezar a votar la parte más polémica de la iniciativa y que tiene a los agricultores en alerta. Es la parte referida a que los derechos de agua que aún quedan disponibles en el Estado, según el articulado, no serían entregados a perpetuidad como ocurre hoy, sino que en forma de concesión por 30 años, estableciendo factores de caducidad si no se están aprovechando para los fines solicitados. Esta fórmula ha sido rechazada por la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) en varios insertos públicos.

[VEA TAMBIÉN: DGA detecta caída de 43% en solicitudes con potencial hidroeléctrico]

Las indicaciones de Fontaine apuntaban a que se mantuviera la figura actual en torno a que los derechos sean entregados a perpetuidad, lo que es denegado por la oposición.

“El ministro Moreno sostuvo que quería certeza jurídica para los derechos ya otorgados, que no le bastaba con el artículo 1°”, comentó la senador Adriana Muñoz (PPD), integrante de esta instancia. En ese artículo se señalaría que la concesión no se aplicaría para los derechos de agua ya entregados.

“Nosotros le dijimos que estamos disponibles para escucharlo, pero sin que esto signifique una demora mayor en el despacho de este proyecto, en este momento de escasez hídrica”, acotó la senadora.