(La Tercera-Pulso) La Cámara de Diputados aprobó el proyecto “ley corta de distribución”, que apunta a reducir las tasas de rentabilidad de las distribuidoras eléctricas. La iniciativa que surgió tras la crisis del recambio de medidores ahora será revisada en el Senado.

Las tasas de rentabilidad serán calculadas por la Comisión Nacional de Energía, cada cuatro años, y no podrán ser superiores a 8% o menores a 6%, desde el actual 10% antes de impuestos. El proyecto que se tramita modifica la rentabilidad de las empresas por primera vez en 30 años.

El texto de la iniciativa que obtuvo el visto bueno este miércoles en la cámara baja, establece que las empresas de distribución deberán constituirse como sociedades anónimas abiertas o cerradas sujetas a las obligaciones de información y publicidad establecidas. Además, agrega que deberán tener giro exclusivo de distribución de energía eléctrica.

[VEA TAMBIÉN: Systep advierte que Ley corta de distribución podría perjudicar reforma al sector]

El avance en la tramitación de este proyecto fue valorado por el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, quien apuntó a que la ciudadanía tendrá acceso a electricidad a costos más convenientes.

“esperamos que el Senado pueda tramitar esta ley de manera expedita, de forma tal de traducir estas modificaciones para que tengan un efecto positivo en las familias chilenas lo más pronto posible”, señaló el secretario de Estado en un comunicado.

Asimismo señaló que “el proyecto baja las tasas de retorno pero a un nivel razonable para asegurar que las compañías tengan los incentivos para invertir en el largo plazo pero cobrando lo justo a los usuarios”.