Chile y Colombia están trabajando en conjunto a través de un proyecto que busca la aplicación de instrumentos de política climática y ambiental para el fomento de extracción de materias primas en forma eficiente y bajo en emisiones.

Esta iniciativa, que tendrá una duración de tres años, tiene como objetivo perfeccionar las regulaciones existentes en ambos países para la reducción de los impactos ambientales, mediante estrategias para aumentar la eficiencia de recursos y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Estos objetivos están en la misma línea que los de las compañías mineras respecto a su contribución para limitar los efectos del cambio climático.

El proyecto fue encargado por el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania y será ejecutado por el Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), teniendo como socios al Ministerio de Energía y a la Agencia de Sostenibilidad Energética.

[VEA TAMBIÉN: La propuesta alemana para convertir las plantas a carbón chilenas en energías limpias]

De acuerdo con Rainer Schröer, director del Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la GIZ “en Chile el trabajo estará enfocado en la implementación de proyectos de eficiencia energética mejorando el balance energético y climático de las empresas mineras. Prestaremos asesoría en el desarrollo y la implementación de estrategias para intensificar los esfuerzos para reducir las emisiones de gases con efectos invernadero”.

En Chile la minería consume el 30% de la energía eléctrica y es responsable de la emisión de 14 millones de toneladas anuales de CO2.

De esta forma, se espera disminuir los efectos nocivos para el clima y el medioambiente generados por la extracción de las materias primas en Chile y Colombia, reduciendo los costos ecológicos evitando los conflictos relacionados con la actividad extractiva de recursos. Además, ofrecer aportes a una discusión regional e internacional más intensa sobre los caminos hacia una economía extractiva más sustentable.