(El Mercurio) Una ola global de inversión en baterías de alta capacidad está lista para transformar el mercado de energía renovable en los años venideros, lo cual hace que sea más práctico y asequible almacenar energía eólica y solar, y desplegarla cuando sea necesario.

Las empresas de servicio público estatales y otras compañías están comprando baterías que pueden ser más grandes que contenedores de transporte.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]