(El Mercurio) Un duro diagnóstico realizó el presidente de la Federación de Cooperativas Eléctricas (Fenacopel), Manuel Bello, respecto de los cambios que está impulsando el Gobierno con la ley corta en el sector de distribución eléctrica.

El representante gremial, que asumió hace poco más de un mes, indica que la baja en la rentabilidad que propuso el Ejecutivo -con bandas que van de entre un 6% a 9% después de impuestos- hará que las firmas no sean sostenibles en adelante, por lo que aún guardan esperanzas de conseguir una diferenciación real respecto de las grandes empresas de distribución.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]