(Diario El Sur) La Municipalidad de Hualpén pidió la paralización de las actividades de la planta ENAP, ubicada en su comuna, a raíz del emanaciones de gases que generaron nauseas y dolores de cabezas a los vecinos, el pasado sábado 13 de julio. A través de un recurso de protección presentado ayer, la alcaldesa Katherine Torres y dirigentes vecinales, afirmaron que quieren proteger la salud de las personas que viven cerca de la empresa.

Torres señaló que se tomó contacto con la Autoridad Sanitaria que inició un sumario y agregó que “la empresa tiene que considerar que en Hualpén viven personas, familias, adultos mayores y niños, por lo tanto tienen que modernizar sus procesos”.

“A principio de este año ocurrió un evento similar y la respuesta, siempre por parte de la empresa, a través de su comunicado, es que está todo reparado y todo resuelto. Hoy día vemos que no es así”.

[VEA TAMBIÉN: Seremi de Salud abre sumario contra ENAP por filtración de líquido en línea de refinería de Hualpén]

El sábado pasado, a las 13 horas, personal de la empresa detectó la filtración de líquido en la línea colectora de drenajes de planta y olores en las inmediaciones de la refinería. Los vecinos acudieron al Cesfam de la comuna y a la municipalidad, producto del olor a gas, que generó malestares en la población. La respuesta por parte de la empresa llegó a las 17 horas, cuando desde ENAP afirmaron que desarrollaron el plan de emergencia, dando por superada la contingencia interna, tras completar la reparación de la tubería y asegurando que la situación no representaba un peligro para las personas en torno a las instalaciones.

La presidenta de la Junta de Vecinos 43 B de Hualpén, Patricia Riquelme, afirmó que “acá hay claramente una responsabilidad del Estado”. “Estas partículas contaminantes y las emanaciones que se están presentando van a traer consecuencias y es necesario que se investigue, que se asuman las responsabilidades, que se apliquen las multas, las sanciones correspondientes y que también se haga un estudio en la población”.

Versión de la empresa

A través de una declaración pública, ENAP lamentó los hechos ocurridos y señaló que se está impulsando un plan de inversiones a cinco años, por un total de US$150 millones, cuyo objetivo es mejorar la seguridad de sus operaciones y suavizar los impactos ambientales que puedan generar. Además, se agregó que estuvieron en contacto tanto con los vecinos como con las autoridades comunales durante todo el periodo en el que se desarrollaron las reparaciones correspondientes.

Paralelo a las acciones directas que tomó la municipalidad por la situación ambiental, se está elaborando el Plan Regulador Comunal que busca establecer zonas de protección y limitar la intervención de la industria. Este se viene elaborando desde el año 2017 y hoy se encuentra en su penúltima etapa. El plan regulador que rige actualmente para la comuna de Hualpén, data desde 1982 y obedece a la comuna de Talcahuano.