(La Segunda) El domingo, cuatro camionetas con alrededor de 15 personas entraron sin permiso al fundo Carimallín, situado en la ribera del río Pilmaiquén, al oeste de Osorno. Su objetivo es manifestarse en contra de la construcción del proyecto hidroeléctrico Los Lagos, que la compañía noruega Starkraft pretende levantar allí.

Liderados por la machi Millaray Huichalaf y bajo el lema “Pilmaikén sin represas”, acusan que la central proyectada inundará y destruirá un sitio ceremonial huilliche, así como un cementerio y piezas patrimoniales prehispánicas pertenecientes a ese pueblo integrante de la nación mapuche.

[Siga leyendo esta noticia en La Segunda]