Siemens Gamesa instaló en Alemania un sistema de almacenamiento que cuenta con unas mil toneladas de piedra volcánica que almacenan la energía, en un proceso que se alimenta de electricidad convertida en aire caliente a través de un calentador por resistencia y un insuflador de aire, que calienta las rocas hasta alcanzar los 750º celsius.

“Durante los peaks de demanda, el proyecto emplea una turbina de vapor para la re-electrificación de la energía almacenada. De esta manera, la planta piloto puede almacenar hasta 130 MWh de energía térmica durante una semana. Además, la capacidad de almacenamiento del sistema se mantiene constante durante los ciclos de carga”, informó la empresa en un comunicado.

[VEA TAMBIÉN: Siemens Gamesa acuerda contrato de multitecnología con Pattern Energy en Estados Unidos]

Este proyecto piloto busca demostrar cómo se integra este sistema en la red de manera regular y probar el almacenamiento térmico a gran escala. “En un próximo paso, Siemens Gamesa planea utilizar la tecnología de almacenamiento en proyectos comerciales y escalar la capacidad de almacenamiento y su potencia. El objetivo es almacenar energía en el rango de varios gigawatios hora (GWh) en el futuro próximo. Un gigawatio hora es el equivalente al consumo diario de electricidad de unos 50.000 hogares”, se indicó en la compañía.

La iniciativa, financiada por el Ministerio alemán de Economía y Energía, ha contado con el apoyo de científicos del Instituto de Dinámica de Termofluidos de la Universidad Técnica de Hamburgo (TUHH) -que se han encargado de la investigación sobre los fundamentales termodinámicos- y del proveedor municipal de energía Hamburg Energie que, además de vender la energía almacenada, ha desarrollado una plataforma informática a la que se conecta la instalación para garantizar el máximo beneficio posible mediante un uso optimizado del almacenamiento.