Varias novedades tecnológicas incorpora la línea de transmisión Cardones-Polpaico, la cual fue desarrollada por ISA Interchile, siendo conectada al Sistema Eléctrico Nacional en las últimas semanas y que este jueves será inaugurada oficialmente por el Presidente Sebastián Piñera en la subestación Nueva Cardones en Copiapó, desde donde inicia sus 753 kilómetros de extensión hasta la subestación Polpaico en la Región Metropolitana.

Eduardo Sáez, gerente de Operación y Mantenimiento ISA Interchile, destaca a ELECTRICIDAD que este proyecto «ha sido desarrollado con la más alta tecnología disponible en el mundo de sistemas de control y protección redundantes por fibra óptima y por portadora de línea de potencia que brindarán una alta confiabilidad al sistema de interconexión SING-SIC».

«En tres de las cuatro subestaciones del proyecto se consideró, además, tecnología GIS (Gas Insulated Substation) en los niveles de 500 kV y 230 kV, cuyo índice de confiabilidad es mucho mayor que la tecnología convencional en AIS (Air Insulated Substation) lo cual asegurará una mayor disponibilidad y continuidad del servicio toda vez que esta tecnología, estadísticamente, es libre de mantenimiento y la tasa de fallas es de 1 falla cada 250 años», precisa el ejecutivo.

Otra novedad mencionada por Sáez es que el sistema de ISA Interchile dispone de un nodo estratégico de control de tensión en la subestación Nueva Pan de Azúcar «con cuatro bancos de compensación serie con tecnología de capacitores Fuseless (sin fusibles) que ha demostrado ser de las más confiables en el mundo, ya que permite mantener la continuidad del servicio aún ante fallas de varios elementos internos, utilizando para ello un diseño especial patentado por el proveedor de estos equipos».

Montaje

Sáez dice que también se realizó uno de los montajes en simultáneo de mayor tamaño a nivel latinoamericano: «Se montaron de manera simultánea 42 unidades inductivas entre transformadores monofásicos de potencia de 250 MVA y Reactores monofásicos entre 27 y 54 MVAR. Para ello, se tuvo que realizar un delicado proceso de planificación de especialistas, equipos de filtrado de aceite y grúas que tuvieron que ejecutar trabajos de manera sincronizada, procesando más de 1.500.000 litros de aceite en un plazo de siete meses».

«En la misma magnitud, se instalaron 38 bahías de interruptores de GIS (Gas Insulated Substation) y 20 tipo AIS (Air Insulated Substation) en un lapso similar tiempo, donde se contó con los mejores profesionales del mercado chileno y de los fabricantes de los equipos», agrega.

[VEA TAMBIÉN: Las obras de transmisión que entran en servicio este año tras Cardones-Polpaico]

Además, el ejecutivo afirma que la línea ha sido diseñada bajo estándares internacionales «en cuanto a cumplimento de parámetros de campo eléctrico y emisión de ruido debido a efecto corona, los cuales están siendo periódicamente monitoreados».

Para el proceso de energización de la línea también se aplicaron innovaciones, según Sáez. Una de ellas fue la ejecución de pruebas RTDS (Real Time Digital Simulator) en los laboratorios de Siemens en Alemania, «para poder revisar y preparar de forma adecuada los sistemas de protecciones eléctricas de las líneas del proyecto».

«Estas pruebas, que no son habituales ya que son muy específicas y se utilizan más bien en sistemas complejos y de alta dificultad técnica, aseguran un correcto funcionamiento de los esquemas de protección de las líneas ante diversos escenarios de fallas», añade.

En cuanto a las tecnologías de control, la línea cuenta con un sistema Scada, que está instalado en el Centro de Control de Interchile en Santiago. En ese sentido, antes de terminar el proyecto se realizó una programa de formación para los operadores y despachadores de estas instalaciones, el que consideró el apoyo de XM, filial del Grupo ISA que está a cargo de la operación del sistema eléctrico en Colombia.

«Este programa de siete meses de duración los capacita en temas como análisis del sistema eléctrico, comunicación operativa, sistemas de control y protección de equipos primarios, regulación del sector eléctrico, operación ante contingencias del sistema, manejo de stress y de situaciones complejas, un programa modular de 400 horas y contempla estadías técnicas en la sede de Grupo ISA en Medellín», concluye Sáez.