(El Mercurio de Valparaíso) A casi cinco años del primer derrame ocurrido en la bahía de Quintero, la madrugada del 24 de septiembre de 2014, que devastó ambientalmente la zona por el vertimiento de más de 38 mil litros de crudo, hoy vuelve a resurgir el tema con las diligencias que están pendientes y que fueron ordenadas por la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

Esto, tras la demanda de indemnización de perjuicios, aún vigente, que interpuso Enap Refinerías S.A. en contra de los armadores, administradores, dueños y/u operadores del buque tanque “Mimosa”.

[Sigue leyendo sobre este tema en la edición impresa del diario]