Un ahorro de 30% en las cuentas mensuales significaría para los municipios que optaron por pasar de cliente regulados a cliente libre para las instalaciones del servicio eléctrico, según afirmaron los senadores Álvaro Elizalde y Carlos Bianchi, al explicar los alcances de la moción que rebaja de 500 kW a 100 kW el factor necesario de potencia para que clientes (ya sean persona jurídica o natural) puedan optar al régimen de precio libre en empresas eléctricas.

La iniciativa fue patrocinada además por los senadores Isabel Allende, Yasna Provoste y Alejandro Guillier.

De acuerdo a lo informado en el sitio web de la Cámara Alta, el senador Elizalde anunció que la iniciativa durante el presente mes «debería ser votada en general, para posteriormente dar paso a la discusión particular y así cumpla su primer trámite constitucional y aunar fuerzas para que prontamente, esta propuesta sea ley».

[VEA TAMBIÉN: Comisión dejó sin efecto Ley de Medidores Inteligentes y traspasó a empresas el costo de cambio por catástrofes]

El legislador explicó que «en Chile un cliente común y corriente es regulado para protegerlo pero finalmente paga más que un cliente libre, por eso lo que estamos estableciendo es modificar umbrales para que los municipios y empresas puedan negociar el precio al que compran energía. Esto lo podría hacer el gobierno vía decreto pero lo hacemos en la moción que modifica los umbrales para la compra de energía y que permite realizar compra directa de modo que las cuentas bajen y sean más los actores que puedan negociar directamente».

Por su parte, el senador Bianchi dijo que «constatamos la semana pasada, precisamente en la Comisión de Energía, que si estuviera la voluntad del gobierno en permitir que se rebaje el consumo de 100 kW o a 200 kW para que más personas puedan tener un ahorro efectivo del más del 30% esto se puede hacer vía decreto y el gobierno no ha querido hacerlo».