(Radio Biobío) Diputados del distrito 21 en la región del Bío Bío, propusieron analizar la posibilidad de endurecer las penas para quienes roben cables de cobre, tras los constantes cortes de suministro en Palermo Bajo, en la comuna de Mulchén.

Tal como lo informó Radio Bío Bío, vecinos de dicho sector rural denunciaron que desde abril a la fecha han aumentado las interrupciones, generando problemas con la extracción de agua y daños en algunos electrodomésticos.

Lo anterior se da en medio de la polémica por el anuncio de aumento en las boletas de luz, situación que precisamente rechazó el diputado radical José Pérez, quien aseguró que antes de subir el precio es necesario que el servicio sea el correcto.

La diputada, Joanna Pérez, indicó que ofició a la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC), para que realice una inspección.

[VEA TAMBIÉN: Frontel denuncia histórico robo de cables: 150 mil metros fueron sustraídos solo el primer semestre]

Junto con eso, dijo que es necesario analizar la posibilidad de endurecer las penas para quienes roben los cables de cobre, ya que según Frontel, ese sería el principal motivo de los constantes cortes en el sector Palermo Bajo.

El seremi de Energía en el Bío Bío, Mauricio Henríquez, se refirió a la importancia de la prevención, en la que destacó el cambio de cobre por aluminio. Sin embargo, Frontel reconoció que no han podido hacer siempre el reemplazo, por falta de stock.

Ante esto, Henríquez dijo que están trabajando para que esto no ocurra, sin que se genere un aumento en el cobro a las familias.

Según fuentes de La Radio, en el mercado ilegal, el kilo de cable de cobre se vende en hasta 3 mil 500 pesos y por cada robo, en promedio, se sustraen 500 kilos de conductores. De ahí la importancia en la utilización de aluminio, para prevenir.