(El Mercurio) El proyecto ingresado por el Gobierno que busca reformar el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), ha tenido un lento avance desde que entró en julio de 2018 a la comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, a lo que sumaría una importante traba: la Organización Internacional del Trabajo (OIT), solicitó al Ejecutivo impulsar una consulta indígena durante la tramitación, solicitud que no fue compartida por las asociaciones gremiales del país.

Así lo señaló la Sofofa, desde donde apuntaron que una iniciativa de este nivel es aplicable para todos los ciudadanos, sin importar su origen étnico.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]