(El Mercurio de Valparaíso) El anuncio que realizó Sempra, el controlador del 100% de Chilquinta, respecto a la puesta en venta de sus activos en Sudamérica no pasó desapercibido para los trabajadores de la distribuidora eléctrica regional, que ven con inquietud los resultados que pueda tener una operación que debería concretarse antes de que culmine el año, según lo expresado por los ejecutivos del conglomerado estadounidense.

«Nosotros tenemos 280 personas, entre socios y socias, es el sindicato más antiguo en la región y dentro de la empresa representa más del 50% de la fuerza laboral», remarcó el presidente del Sindicato N°1 de Chilquinta Energía, Luis Pardo que reconoce que no resulta una sorpresa la información proveniente del país del norte, recordando que la posibilidad se arrastraba desde el año pasado.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio de Valparaíso]