(Economía y Negocios online) La Compañía General de Electricidad (CGE) recortó 368 puestos de trabajo en promedio entre diciembre de 2018 e igual mes de 2017, equivalentes al 12,15% de su plantilla, en un año marcado por la reestructuración societaria que llevó a cabo la filial en Chile de la española Naturgy, ex Gas Natural Fenosa.

De acuerdo a los estados financieros de la compañía a diciembre de 2018, su número total de trabajadores promedio se redujo desde los 3.029 de 2017, hasta los 2.661 empleados.

Por empresas, si bien CGE SA aumentó sus trabajadores promedio de 1.862 a 2.055, hay que consignar que en 2018 la empresa concretó la absorción de sus filiales Elecda, Emelari y Eliqsa, por lo que si se hace la comparación tomando en cuenta las desaparecidas subsidiarias para 2017, el número de empleados se redujo en un 8,7%.

En CGE Magallanes y subsidiarias, se recortaron 42 puestos, equivalentes al 25% de la plantilla con que contaba a diciembre de 2017, mientras que en CGE Argentina solo disminuyó sus empleados promedio en 6 personas.

[VEA TAMBIÉN: CGE coloca segundo bono por US$82,03 millones a 7 años al 2,05%]

De todas formas, si se toma la cifra para fines de año, el recorte es aún mayor: 21,78%, aunque desde la propia empresa explican que ese número considera obras temporales, por lo que aseguran que una comparación no sería correcta.

«CGE está llevando a cabo un plan de transformación de manera tal de modernizarse y adaptarse a las nuevas exigencias del entorno, regulatorias y de sus clientes. Este plan implica la salida y externalización de un grupo de colaboradores, lo que tiene un impacto en quienes son y han sido parte de la empresa», explicaron desde la compañía a ValorFuturo.

«Cambios como éstos son muy difíciles y, por ello, la empresa ha conversado con los sindicatos en cada etapa de este proceso, así como las mejores condiciones de salida de quienes lamentablemente han dejado de pertenecer a la compañía», puntualizaron.

Según CGE, «estos cambios apuntan a transformar a la empresa en una compañía más ágil y tecnológica y así mejorar la calidad de servicio y atención a sus clientes, afrontar de mejor manera las contingencias climáticas y reforzar el relacionamiento con la comunidad».

«En CGE entendemos la complejidad de esta situación y por ello, agradecemos el compromiso y aporte de todos sus colaboradores», concluyeron.