(La Tercera-Pulso) En medio de la polémica luego que de que el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, anunciara en entrevista con Pulso que el gobierno presentará esta semana una indicación sustitutiva para licitar derechos de agua de manera indefinida, el secretario de Estado reiteró su defensa a la propuesta del Ejecutivo tras el rechazo manifestado por la oposición.

“Para efectos de asegurar que el agua se use bien es importante que los derechos sean de duración indefinida y no se les ponga un plazo fijo”, afirmó Fontaine en entrevista con el programa Hablemos en Off de Radio Duna.

Asimismo indicó que “Si no se usa el derecho de agua, hay una patente por no uso que es creciente (…) Se va duplicando cada 5 años y la patente se hace tan onerosa que los titulares terminan devolviéndoselas al Estado”.

Al respecto enfatizó que “para efectos de disponibilidad del agua, los nuevos derechos van a ser licitados y van a estar sujetos a que en situaciones de escasez el Estado imponga restricciones de agua”.

El ministro explicó que lo que se busca con la iniciativa es darle al Estado instrumentos más eficaces para enfrentar los temas de cambios climáticos y escasez de agua.

En cuanto a la situación de escasez de agua para el sector agrícola en Petorca el ministro indicó que si el gobierno no consigue comprar suficientes derechos “vamos a expropiar, porque el Código de Agua nos permite expropiar para fines de consumo humano y, nosotros, en la reforma que estamos planteando, y que va a ir al Congreso esta semana, estamos agregando la facultad de expropiar derechos de agua no solamente para consumo humano sino que también para fines de conservación”.

[VEA TAMBIÉN: Crece polémica por indicación a Código de Aguas y ministros defienden derechos indefinidos]

Ayer tras el término del comité político, los presidentes de los partidos de la coalición respaldaron la medida.

“Hoy día el ministro (Fontaine) aclaró que no vamos a innovar en lo que es el Código de Aguas”, dijo el presidente de RN, Mario Desbordes, mientras que su par de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, sostuvo que “lo importante es que aquí va a haber son permisos que van a ser indefinidos”.

Por su parte la oposición ya adelantó su rechazo. Así por ejemplo lo hizo el excandidato presidencial y actual senador, Alejandro Guillier, quien a través de su cuenta de Twitter dijo que “a propuesta del gobierno mantiene el problema de fondo: no cambia el Código de Aguas actual, que vulnera el derecho humano al agua y castiga a las comunidades locales, permitiendo el abuso de empresarios sin escrúpulos”.

Una posición similar tiene el senador socialista, Alfonso De Urresti, quien sostuvo que “entender que los derechos de aguas van a ser perpetuos y proteger con eso el negocio a muchos especuladores es no entender nuestra sociedad, el cambio climático y la escasez de recursos hídricos. Vamos a apoyar todo lo que sea necesario para una profunda transformación al Código de Aguas, que asegure el agua para todos los chilenos”.

En esta misma línea, el senador PPD, Guido Girardi sostuvo que “ésta es una legislación que están haciendo para los especuladores, para garantizarles (derechos) a los que hacen mal uso del agua y, finalmente, para favorecer a grandes grupos económicos en materia de aguas. Nos preocupa mucho esta legislación”.

En la DC emitieron una declaración en la que rechazaron la indicación, indicando que les resulta “inaceptable”.