(Radio Biobío) Los 750 trabajadores de la planta Bío Bío de ENAP están en absoluta incertidumbre y ya coordinan movilizaciones, debido al plan de despidos anunciado por la administración para los próximos meses.

Su total rechazo a la decisión de concretar 450 despidos en la compañía estatal, como una medida de ajuste de costos ante los malos resultados financieros que exhibe la empresa, expresó el Sindicato de Trabajadores de Refinería Bío Bío.

El presidente de la organización, Iván Montes, indicó que los resultados negativos de la compañía derivan de los pésimos negocios realizados por la administración de Marcelo Tokman, que -según afirmó- instaló la corrupción al interior de ENAP durante la gestión pasada.

[VEA TAMBIÉN: Plan de ajuste de Enap considera la salida de unos 500 trabajadores]

El dirigente dijo que los trabajadores no pagarán el costo los malos manejos financieros, y rechazó el plan de desvinculaciones que se pretende ejecutar entre enero y marzo, de acuerdo a lo que ya se anunció a los sindicatos.

Además, precisó que como organización sindical están en estado de alerta y movilización, y que -de ser necesario- los trabajadores están dispuestos a detener la producción y distribución de combustibles en el país.

La refinería en Hualpén cuenta con 750 trabajadores propios, además de cerca de mil empleados contratistas permanentes.

Este miércoles en Santiago, la dirigencia de todos los sindicatos se reunirá con el gerente de Recursos Humanos, Andrés León, para analizar el plan de ajustes, proponiendo los empleados que se pueda reducir costos adoptando otras medidas, como eliminar contratos, mejorar licitaciones y optimizando servicios.