(Diario El Sur) En los últimos dos años, se ha estado hablando de la electromovilidad como una de las alternativas de transporte y el ahorro de combustible que hay  con esa opción. Sin embargo, desde hace más tiempo que existe la opción de usar gas licuado en los vehículos, algo que en varias partes del mundo está masificado, pero que en Chile está restringido solo a móviles comerciales livianos y de pasajeros debidamente certificados por la autoridad de transportes, según el estatuto vigente.

Pero esto podría cambiar con un solo cambio en la normativa y tomando en cuenta que dentro del eje 5 de la Ruta Energética propuesta por el gobierno está el fomento a “la incorporación de buses con tecnología de alta eficiencia como eléctricos, de hidrógeno, a gas natural u otros. De esta forma se logrará mejor el rendimiento energético del parque y reducir la emisión de gases contaminantes”.

[VEA TAMBIÉN:Ante rally de la bencina, Gasco activa plan para introducir el gas vehicular en autos particulares]

Rodrigo Benítez, gerente general de la empresa RTI, con 15 años de experiencia en la tecnología de gas vehicular, comentó que actualmente existen restricciones para poder hacer la conversión, pero hoy cualquier persona que tenga una camioneta que la destine a uso comercial puede hacer la instalación, previa certificación ante el Ministerio de Transportes.

Hizo ver que Chile es el único país en el mundo que tiene la traba para no convertir vehículos particulares, pero el próximo año el Ejecutivo enviará una solicitud al Ministerio de Transportes para ampliar esto a todos mediante un cambio normativo. “Creo que ha faltado un poco de voluntad sobre la materia, porque en tecnología no hay problema y, por ende, no hay inconveniente para poder masificarlo. En el plan de Eficiencia Energética, en el eje 5, hace mención a la posibilidad de abrir a todo el mercado automotor”, apuntó.

[Siga leyendo esta noticia en el Diario El Sur]