(Economía y Negocios online) La ministra de Energía, Susana Jiménez, y el Intendente de la Región del Biobío, Jorge Ulloa, participaron este jueves del acto con el cual se reiniciaron las importaciones de gas natural argentino hacia la zona centro sur de Chile.

La titular de Energía llegó esta mañana hasta la Estación de Regulación Las Mercedes, de Talcahuano, donde abrió la llave del Gasoducto del Pacífico, a través del cual se suministrará gas del yacimiento argentino de Vaca Muerta a la zona centro sur de Chile.

La ceremonia de apertura de llave de gas natural argentino en las Regiones de Ñuble y Biobío se realizó con motivo de la operación comercial que contrajo INNERGY con dos empresas transandinas a través del Gasoducto Del Pacífico.

El primero corresponde a un contrato entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) e INNERGY, el cual estará vigente entre las 06:00 hrs del 1° de octubre de 2018 hasta las 06:00 hs del 1° de mayo de 2019, comprometiendo una cantidad máxima diaria de 1.500.000 m3.

El segundo contrato interrumpible es entre ExxonMobil Exploration Argentina (EMEA) e INNERGY, que tendrá la misma fecha de duración que el anterior, y asegura el envío diario de 400.000 m3.

[VEA TAMBIÉN: Argentina autoriza a Pan American Energy exportar gas natural a chilena Agesa hasta octubre 2019]

«La puesta en marcha de este comercio gasífero es un hecho que repercutirá positivamente en la calidad de vida de los ciudadanos de esta zona del país, pues consolida una nueva alternativa de suministro para uso residencial e industrial, así como para la generación eléctrica de las regiones de Ñuble y Biobío. Además, el gas natural podrá reducir en el mediano y largo plazo los índices de contaminación en estas regiones, sustituyendo otros combustibles para calefacción, como la leña», afirmó la ministra de Energía, Susana Jiménez.

Hasta ahora, al menos ocho empresas ya iniciaron negociaciones de compra de gas argentino a productores o comercializadores, y sus contratos están recibiendo las respectivas autorizaciones por parte de la autoridad argentina.

La ministra Jiménez agregó que dicha importación de gas traerá beneficios concretos para ambos países, ya que «la vocación de Chile y Argentina es ser socios estratégicos para el mutuo desarrollo. El tiempo pasado y el camino recorrido nos permiten proyectarnos con la sabiduría que otorga la experiencia vivida y las lecciones aprendidas, a partir de voluntades y visiones compartidas. Desde el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera tenemos el convencimiento que el desarrollo energético regional será un nuevo desafío que nos unirá, y nos llevará a una nueva etapa en la historia de nuestros países».

La mayoría de estas importaciones de gas son estivales (octubre/abril), en su mayor parte de carácter interrumpible, y con volúmenes de hasta 3 millones de metros cúbicos diarios destinados para la industria, generación eléctrica y para producción de metanol.

Estas operaciones podrán realizarse en la medida que no se comprometa el abastecimiento interno en Argentina, y que no se afecte la seguridad de la operación, ni la calidad y confiabilidad de los servicios de transporte y distribución de gas natural y de electricidad de cada país.

«Para las regiones Ñuble y Biobío, que presentan altos niveles de contaminación, en parte por el consumo mayoritario de combustibles altamente contaminantes, esta nueva etapa de disponibilidad de gas natural argentino, posibilita que las industrias consuman este combustible y reduzcan automáticamente sus emisiones. Es importante destacar que la infraestructura y la tecnología que dispone Innergy y Gasoducto del Pacífico está plenamente operativa, lo que permite poner a disposición el gas natural al sector industrial de nuestras regiones», indicó Patricia Palacios, gerenta general Innergy.