Más de una tonelada de residuos (1.034 kg.) logró acopiar la campaña de Reciclaje de Residuos Electrónicos realizada como parte de una alianza de trabajo conjunta entre la Fundación Chilenter y la Asociación de Empresas Eléctricas A.G., que reúne a las compañías de transmisión y distribución de energía eléctrica.

La iniciativa tuvo días de duración, con la participación de todas las oficinas y colaboradores que trabajan en los edificios corporativos del sector.

“Estamos muy contentos por el gran éxito de esta primera campaña de nuestra alianza con la fundación, y de contribuir al gran trabajo que realizan no sólo en contribuir con la sustentabilidad, el medio ambiente y la economía circular, sino también con la educación del país. Agradecemos también a todos los que colaboraron en especial a la comunidad del edificio WTC, estamos seguros que será la primera iniciativa de muchas más”, destacó Rodrigo Castillo, director ejecutivo de Empresas Eléctricas A.G.

[VEA TAMBIÉN: Plataforma Energía Abierta de la CNE ganó premio Avonni 2018]

Por su parte, Gonzalo Lagos, director ejecutivo de la Fundación Chilenter comentó: “Nuestra campaña de reciclaje de electrónico junto al gremio de Empresas Eléctricas fue todo un éxito. Una tonelada de residuos de los que una parte importante, se irán a nuestra área de reacondicionamiento para posteriormente ensamblar equipos que serán entregados a colegios vulnerables. Agradecemos a Rodrigo Castillo y a todo su equipo por sumarse a esta iniciativa sustentable”.

Estas campañas buscan dar una alternativa de tratamiento seguro y sustentable de estos residuos o basura electrónica, también llamados E-waste, y a su vez concientizar a la comunidad para que se responsabilicen del destino de sus equipos electrónicos una vez que los dejen de usar.

Cabe destacar que la nueva Ley de Fomento al Reciclaje determinó seis productos prioritarios, siendo uno de ellos los residuos electrónicos. Informar, enseñar y concientizar sobre la responsabilidad de cada uno de estos residuos y sobre la gestión responsable de ellos, es parte fundamental del plan de acción frente al problema ya que si bien contienen numerosos materiales que se pueden reciclar, también varios de ellos poseen residuos peligrosos para la salud y el medio ambiente, tales como plomo, mercurio y cadmio, entre otros.