(La Tercera-Pulso) “Estamos investigando… para ver si se cumplieron los protocolos y eran los adecuados”. Así se refirió la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, sobre el derrame de hidrocarburos proveniente de la planta YPF en Tierra del Fuego en el sector de Cullen, donde serían unos 720 mil litros de crudo los que se habrían filtrado de la planta que opera en la pampa fueguina.

“El derrame en el sur está contenido, la gente de la superintendencia de Medio Ambiente está allá, viajaron a la zona, se está reuniendo el COE regional y vamos a tomar todas las medidas para que este tipo de situaciones, se entienda bien por qué suceden, pero lo que es más importante, qué medidas se van a tomar en las empresas para que estos accidentes no sucedan”, dijo.

Las declaraciones de la ministra ocurrieron luego de que se reuniera con el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett. En esa línea, la ministra dijo que “es fundamental que las empresas transiten hacia un desarrollo sustentable donde no solamente tengan un modelo empresarial que sea amigable con el medio ambiente y lo protejan, sino que también tengan un especial cuidado en los accidentes que muchas veces se producen en las empresas y que ocasionan daño en el medio ambiente”.

[VEA TAMBIÉN: Iniciativa que restringe proyectos en zonas saturadas será votada este jueves por diputados]

Por su parte, el presidente de la CPC señaló: “Hemos expresado nuestra convicción profunda de que el crecimiento que vamos a buscar es un crecimiento al servicio de la ciudadanía y respetuoso con el medio ambiente”.

Además, Swett detalló que acordaron un esquema de trabajo hacia adelante. “Hay varios temas, lo que vamos a tener es una formalidad de trabajo, vamos a tener un representante del sector empresarial en estos temas que va a trabajar de la mano con el Ministerio del Medio Ambiente para encontrar soluciones a problemas urgentes”.

Sobre las intoxicaciones en Quintero y Puchuncaví, Swett dijo que “hoy día más que hacer autocríticas, lo que queremos es un nunca más, estamos en eso, entiendo que hoy día se está trabajando de parte del Gobierno en entender cuáles son las causas, pero nosotros lo que hemos plateado es que no queremos que estas situaciones se vuelvan a repetir y nos vamos a ocupar con toda la fuerza y convicción para que no hayan más Quinteros en Chile”.