(El Mercurio) La disputa legal entre el expresidente del sindicato de la Empresa Nacional de Petróleo (Enap), Nolberto Díaz, y la estatal se zanjó. Al menos en primera instancia.

El pasado viernes 5 de octubre, el 1er Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago resolvió rechazar la demanda interpuesta por Díaz, quien acusaba a Enap por prácticas antisindicales. Además, lo condena a pagar $1 millón, por las costas del juicio, por “estimarse que no tuvo motivo plausible para litigar”, indica el fallo.

El episodio legal es consecuencia de un hecho ocurrido el 25 de octubre del 2017, cuando en una reunión de trabajo entre dirigente sindicales y ejecutivos de la empresa sostuvieron una disputa que llegó -según testigos-hasta los golpes.

Entre los protagonistas de los hechos estaba Díaz, quien también ejerce como secretario general de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Seis días después, el entonces gerente general de Enap, Marcelo Tokman, envió una carta a todos sus trabajadores, relatando que Nolberto Díaz habría agredido al gerente de Gas y Energía -desvinculado de la compañía en julio de este año- Alfredo del Carril.

Sin embargo, un fragmento de la carta de Tokman sugería al cuerpo directivo de la empresa “que se abstenga de sostener reuniones con el presidente de Fenatrapech (Nolberto Díaz) para prevenir cualquier otro tipo de incidentes”, lo que a juicio del demandante suponía vulnerar las garantías de los dirigentes para reunirse con el empleador.

[VEA TAMBIÉN: Enap decide estrategia legal: presentará descargos ante la SMA]

Con este motivo, Díaz presentó una demanda por prácticas antisindicales en el 1er Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, que entre otras consideraciones pedía a la justicia establecer medidas reparatorias con cargo a Enap consistentes en 300 UF ($7,9 millones) a beneficio del Fondo de Formación Sindical que administra el Ministerio del Trabajo, y una suma no inferior a 10 mil UF ($266 millones del 2017) a título de indemnización para los afiliados a la Fenatrapech (trabajadores del petróleo).

“El señor Tokman ignora la representatividad que ostento, denigra el mandato sindical”, sostuvo la demanda de Díaz.

Resolución del Juzgado

Con todos estos episodios descritos y detallados en el fallo del 1er Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, este resolvió dejar sin efecto la demanda. El tribunal dice que “reaccionó violentamente, participando activamente en una agresión física a un gerente de la empresa”. Luego agrega que el hecho de que Tokman “decidiera sugerirle al cuerpo directivo que no se reunieran con este dirigente sindical, no puede ser estimado como una negativa injustificada, sino que, por el contrario, resulta plenamente justificado que aquello no aconteciera, dado el evidente descontrol de impulsos del actor”.

Y agrega: “la acción del Sr. Gerente General (Tokman) estaba enderezada a proteger la integridad física de sus empleados, mandato que además es superior, evidentemente, que cualquier otra consideración y sobre él recae el peso de, a lo menos, advertir esta circunstancia a sus empleados, conforme al artículo 184 del Código del Trabajo”.

Denuncia

Díaz sostuvo una disputa con un exejecutivo de Enap. El episodio fue acusado mediante un correo por el exgerente general Marcelo Tokman, en el que sugería evitar reunirse con el dirigente sindical, lo que provocó la denuncia por práctica antisindical.