(Radio Cooperativa) Las comunidades indígenas del sector de Gamboa alto, en la ciudad de Castro, Región de Los Lagos, mantienen su oposición a la eventual construcción de una subestación eléctrica en el sector.

La cuestionada iniciativa “Línea de Transmisión 220kv, Chiloé- Gamboa” considera una inversión de 41 millones de dólares y fue aprobada por el Servicio de Evaluación Ambiental.

El proyecto considera la construcción una línea de transmisión de 220 kV, de 45 kilómetros de largo, y una subestación eléctrica de Alta Tensión de 90 MVA.

La línea de transmisión conectará la actual Subestación Chiloé, ubicada en el cruce Degañ, en la Ruta 5 Sur, con la futura Subestación Gamboa, que se emplazará al poniente de la ciudad de Castro, un conocido y populoso sector de Gamboa Alto.

[VEA TAMBIÉN: SEA: Con eliminación de Comité de Ministros, evaluación de proyectos se reducirá en 1 año]

Los dirigentes mantienen hace meses una toma pacífica en el sector, y han manifestado sus aprensiones a los directivos de la empresa Saesa.

“Efectivamente, nos reunimos con la empresa para conocer su posición, y se acordó un nuevo encuentro en las próximas semanas, donde esperamos tener respuestas más concretas”, dijo José Oyarzo, vecino del sector.

Cabe señalar que en abril de este año la comunidad huilliche “Alto de Fundo Gamboa” envió una carta a la ministra del Medio Ambiente, Marcela Cubillos, donde manifestó su rechazo a la construcción de la subestación.

En la misiva se denunciaba que los terrenos que el grupo Saesa pretende intervenir son de uso consuetudinario y patrimonial.

En su momento los dirigentes señalaban que estarían más tranquilos si la subestación se ubicara más lejos de sus viviendas. Alegan, además, que no se hizo ningún tipo de consulta indígena.