(El Mercurio) Copec activó un Plan de Control de Contingencia luego de que se produjera un derrame de petróleo fuel en su planta de Mejillones, ubicada en la Región de Antofagasta.

«A eso de las 10:20 horas de ayer domingo, mientras un contratista se encontraba realizando tareas habituales de mantenimiento, la válvula de dos pulgadas de la línea de petróleo fuel falló. Por causa de lo anterior, se filtró un remanente de producto (la línea se encontraba cerrada, por protocolo, durante la mantención)», explicó la compañía en un comunicado.

Según dijo la firma, el procedimiento consta de tres etapas: la primera, de contención, en conjunto con la Armada, trató de evitar que el producto llegara al mar. Hacia las 11:10 horas se logró exitosamente este objetivo, por lo cual se puede garantizar que el producto no alcanzó las aguas.

La segunda etapa corresponde a la extracción de las arenas impactadas, todas superficiales, y se encuentra en desarrollo. Hasta el momento, se ha removido el 70% de éstas, las cuales están siendo trasladadas a un centro de disposición autorizado.

Se espera que la remoción esté concluida cerca de las 20:00 horas.

[VEA TAMBIÉN: Anuncian acciones legales por filtración de petróleo en playa de Mejillones]

La tercera etapa consiste en corroborar la normalización de la zona expuesta y la investigación de las causas del incidente.

Se contempla la realización de diversas pruebas de laboratorio por parte de Entidades Técnicas de Fiscalización Ambiental (ETFA) que verifiquen que la condición de la zona intermareal es similar al resto.

La condición del mar, en tanto, se confirmará a través de un Plan de Vigilancia Ambiental (PVA) que se iniciará en un plazo no superior a 48 horas. Paralelamente, un equipo técnico especializado con la asesoría de empresas independientes, realizará la investigación para establecer la o las causas de la contingencia, responsabilidades y medidas adicionales a implementar.

Finalmente, Copec aseguró, junto con lamentar la situación, que el incidente se encuentra controlado y que, en lo ambientalmente más sensible, se evitó cualquier impacto en el mar».

Según consignó «El Mercurio de Antofagasta», alcalde de Mejillones, Sergio Vega, anunció acciones legales contra quienes resulten responsables del accidente que habría provocado el derrame de cuatro mil litros de hidrocarburos.