No es una sorpresa que el sector Energía presenta una de las brechas más grandes en tema de género y, en línea con el trabajo que está realizando el Ministerio de Energía, la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera AG.), en conjunto con la Red de Empresas por la Equidad de Género (RedEG), organizaron el “X Conversatorio de Empresas por la Equidad de Género: Soluciones Innovadoras con enfoque de género en industrias masculinizadas“.

En la oportunidad, y con más de 50 asistentes, Carlos Finat, director ejecutivo de Acera, señaló que según cifras de la Agenda de Género del Ministerio de Energía, solo un 12% de las mujeres forma parte de los directorios o gerencias generales en nuestro sector. “Si bien los números son muy bajos, abren una oportunidad para trabajar desde el mismo sector -y en particular desde las Energías Renovables en nuestro caso- para apoyar e impulsar una mayor participación de mujeres en todos los procesos de la industria, además de los altos cargos, responsables de la toma de decisiones”, indicó.

Por su parte, Lilian Denham, directora ejecutiva de RedEG, una plataforma multisectorial que apoya y acciona para impulsar los factores de cambio culturales, desde la alta dirección y sus áreas estratégicas, agregó que instancias como esta “nos permiten intercambiar conocimiento y experiencias para poder incorporar el enfoque de género en nuestras organizaciones. Creemos que la diversidad de género contribuye significativamente en la productividad e innovación del negocio, y este es el valor que los líderes responsables actualmente están incorporando es sus estrategias”.

El evento contó con la presentación de Marcela Zulantay, coordinadora de Género en el Ministerio de Energía, quien entregó la visión y desafíos en este ámbito desde la mirada de gobierno; Valeska Allendes, gerente de Gestión de Talento de Engie, quien presentó los avances de su empresa en las acciones de género, como caso de éxito, al igual que Mauricio Calderón, manager SHEQ de Atlas Copco.

Caso concreto

La representante de Engie, Valeska Allendes, explicó que la generadora estableció KPIs para promover el liderazgo femenino, enfatizando en las barreras sicológicas y culturales que hay que vencer.

En este contexto planteó tres áreas en las que se debería avanzar:

– Educación: Debería partir desde los propios hogares, además de desmitificar que hay trabajos para hombres y otros para mujeres.

– Romper el techo de cristal: Existen barreras invisibles que muchas veces se ponen las mismas mujeres y que son más bien sicológicas.

– Crear condiciones de igualdad: Preparar a mujeres para asumir ciertos roles dentro de la compañía.