(La Tercera-Pulso) Cualquier persona que sigue la energía limpia sabía que este podría ser un difícil año para la energía solar. Goldman Sachs Group Inc. acaba de poner una sombría cifra para el sector.

El ritmo de las instalaciones globales se contraerá un 24% en 2018, dijeron tarde el miércoles analistas de Goldman liderados por Brian Lee en una nota de investigación. Eso es mucho más grave que la disminución del 3% pronosticada por Bloomberg NEF en el más sombrío de los tres escenarios indicados en un informe a principios de este mes. Credit Suisse Group AG pronostica una contracción del 17%.

La desaceleración proyectada representaría la primera vez que el mercado solar se ha reducido. Se produce después de que China anunciara a fines de mayo que estaba frenando el desarrollo a escala de las eléctricas en el mercado más grande del mundo, lo que detiene proyectos por alrededor de 20 gigavatios. Eso reducirá las instalaciones globales a 75 gigavatios, frente a los 99 gigavatios en 2017, dijo Lee en un correo electrónico.

[VEA TAMBIÉN: Energía eólica y solar serán el 50% de la generación global en 2050]

“Reducimos nuestra estimación para el sector a cauteloso debido a que creemos que el exceso de oferta continuará en el corto y mediano plazo, ya que la demanda de los mayores mercados solares sigue siendo moderada”, escribió Lee en la nota de investigación.

JinkoSolar Holding Co., el fabricante de paneles más grande del mundo, llegó a caer hasta 3,2%, el mayor retroceso intradía en una semana. El índice Bloomberg Intelligence Global Large Solar descendió hasta 2,1%.