(El Mercurio) La compañía General Electric (GE) determinó vender su línea de negocio de generación distribuida, por un total de US$ 3.250 millones, a la empresa de capital de riesgo Advent International.

Esta última es una empresa estadounidense con inversiones en compañías de Europa, América del Norte, Latinoamérica y Asia. En 2017, la línea de negocio de GE facturó US$ 1.317 millones.

[VEA TAMBIÉN: Mal desempeño de GE deja a los ejecutivos sin bonos anuales]

«Planeamos una inversión sustancial en áreas críticas, como en la cartera de productos, la red de servicios y la digitalización», dijo el socio de Advent, Ranjan Sen.

Este brazo de GE cuenta con más de 3 mil empleados en sus tres principales fábricas de Australia, EE.UU. y Canadá.