(El Mercurio) El director ejecutivo de la Asociación de Pequeñas y Medianas Centrales (Apemec), Rafael Loyola, criticó el actual diseño de la reforma al Código de Aguas, señalando que espera que se hagan los cambios necesarios en la nueva ley para no tener que acudir al Tribunal Constitucional (TC).

«El proyecto actual está lleno de elementos de inconstitucionalidad. Esperemos que se llegue a la cordura y que no se tenga que zanjar en el Tribunal Constitucional», dijo el dirigente gremial en el marco de la Expo Apemec que se realiza en Santiago.

De acuerdo a Loyola, el actual proyecto que se tramita en el Congreso podría significar «una lápida para el mercado del agua, con posesión de caudales de caracter retroactivo, cierre de cuencas por causales ambientales sin ningún análisis», entre otros efectos.

«Lo que se tramita hoy en el Congreso es un verdadero `Frankenstein`, que ni siquiera contó con el respaldo del Ejecutivo en varias de las materias más polémicas, sino que cada parlamentario fue agregando artículos sin la más mínima coordinación», puntualizó.

[VEA TAMBIÉN: Rol del Comité de Ministros en cambios al Seia se tomó debate de Expo Apemec 2018]

El ministro de Agricultura en tanto, Antonio Walker, reiteró la posición de la cartera respecto a este proyecto, señalando que la nueva legislación tiene que respetar las certezas jurídicas del derecho de aprovechamiento de aguas, aunque no adelantó que tipo de indicaciones se realizarán a la iniciativa o sobre fechas de sus nuevas propuestas.

«Compartimos el fondo de que el agua es un bien nacional de uso público, que tenemos que evitar la especulación, y que la bebida es la principal objetivo del agua, pero no compartimos en que se altere la naturaleza jurídica del derecho de aprovechamiento de aguas. Eso es en lo que nos tenemos que poner de acuerdo, y estoy optimista en eso, porque es un tema país, Estado, que hay que abordarlo con los Senadores, y aquí no puede haber oposición y Gobierno, tenemos que estar todos del mismo lado», puntualizó.