(Diario El Sur) Conocer cuáles son las implicancias de la alteración hidrológica en los ecosistemas de los ríos chilenos es el objetivo de la investigación «Evaluación a escala regional de alteración hidrológica en el centro-sur de Chile», que está siendo desarrollada por científicos del Centro de Investigación en Biodiversidad y Ambientes Sustentables (Cibas), de la Facultad de Ingeniería y la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (Ucsc).

Para ello se están estudiando los flujos de agua naturales no intervenidos y aquellos en los que no se han construido represas, con un horizonte que apunta a analizar cuál es su rendimiento y provisión de servicios de ecosistema.

Distintas Etapas

Para lograr los objetivos del estudio que se está realizando en el marco de un proyecto Fondecyt postdoctoral, se han contemplado varias etapas, en las que se analizan datos particulares y también a gran escala.

La primera, la base del proyecto, se denomina «Desarrollo de las cuencas virtuales en la integración de la información hidrológica disponible» y según explica el científico Francisco Peñas, del Cibas y la Facultad de Ingeniería, es una metodología que es parte de su tesis y viene trabajando desde hace una década, que consiste en revisar toda la información relevante que esté disponible en gran escala, utilizando modelos digitales de terreno para así desarrollar una base de datos propia de la red fluvial.

[VEA TAMBIÉN: Sanitarias compran agua extra por sequía, costo eléctrico marginal se dispara y comercio lanza ofertas por falta de lluvias]

Esto permite que centrar los datos de clima precipitación, temperatura, geología y uso de suelo, lo que entrega un mejor conocimiento de la hidrología y se pueden establecer relaciones entre los sitios de los cuales se tienen los datos, sostiene. «Estos datos no están a gran escala para todo el país. Esta base de datos nos permite hacer modelos para predecir la hidrología en los sitios donde no tenemos esos antecedentes», aclara Peñas.

La segunda parte es la «Caracterización y predicción del régimen natural de caudales», objetivo para el cual se está estudiando la integración de información ambiental en cuanto a clima, uso de suelo, hidrología y topografía. Al respecto Peñas precisa que se han analizado todas las estaciones de medición de caudal para ver si están naturales, su calidad y situación geográfica. En esta etapa se analizan los ríos que tienen una función natural sin presencia de represas. El comportamiento de los ríos no alterados ya se conoce y actualmente se está estudiando cómo se alteran los ríos con algunas represas. Con este fin, Peñas afirma que «comparto todas las estaciones de medición de caudal y analizo cómo ese régimen alterado con el régimen que deberían desarrollarse naturalmente».

En la última etapa, la cuarta, adelanta que se va a estudiar el efecto del funcionamiento de los ríos y de las comunidades biológicas en peces e invertebrados.

Con los resultados finales, «el proyecto generaría una base de información que apoyaría a la gestión de la toma de decisiones sobre los recursos hídricos y su impacto ecológico» añade para finalizar Enrique Muñoz, académico e investigador del Cibas y de la Facultad de Ingeniería.