(La Tercera-Pulso) Aunque la renuncia de Marcelo Tokman a la gerencia general de Enap fue sorpresiva, ese mismo día el directorio tomó dos definiciones para asegurar que la vacancia del cargo no se extendiera.

Cuentan que la presidenta Loreto Silva llamó a los integrantes de la mesa de la estatal y que todo terminó con un conference call en el que se concluyó pedirle al ejecutivo que se quedara en el cargo tres meses más –cosa que Tokman aceptó- y mandatar a Seminarium la búsqueda del sucesor.

[VEA TAMBIÉN: La reunión que gatilló la decisión de salida de Marcelo Tokman de Enap]

En la compañía de head hunters conocen muy bien la estructura y las necesidades actuales de Enap. Es que fueron ellos los que, a través de la Alta Dirección Pública, buscaron a los debutantes directores hace algunos meses. Con eso, ya tienen parte del trabajo avanzado.

Por ahora, en Enap están trabajando en la definición del perfil del reemplazante a toda máquina para que Seminarium empiece a buscar candidatos. Así pretenden que el nombre del nuevo gerente general esté definido antes de que Tokman deje su cargo a fines de julio y se pueda hacer un traspaso lo más ordenado posible.